martes, 25 de marzo de 2008

El Universo y la INNOVACIÓN


Nos cuenta Bill Bryson en su libro “Una breve historia de casi todo”, cómo nuestro universo se inicia a partir de la nada:
“Cuando el universo empiece a expandirse, no lo hará para llenar un vacío mayor que él. El único espacio que existe es el que va creando al expandirse. (...) no hay ningún espacio, no hay ninguna oscuridad. La singularidad no tiene nada a su alrededor, no hay espacio que pueda ocupar ni lugar”.
Realmente original.
Nuestras “ideas innovadoras” no tienen comparación con las maravillas y singularidades que nos encontramos en la naturaleza. La forma en que la vida sale adelante en nuestro universo tiene intrínseco ese valor de innovación y lo desarrolla con naturalidad y sencillez. Sin embargo nosotros, los humanos, hemos hecho de la innovación una obligación y cuanto más nos obsesionemos con ella, peores resultados obtendremos.
Mi propuesta es que seamos más naturales y la innovación vendrá por añadidura.

2 comentarios:

Enrique Sacanell dijo...

Me gusta tu reflexión. La racionalidad puede ser el principal obstáculo para la innovación. Las nuevas ideas rompen la lógica existente, algo que a la racionalidad no le suele gustar nada.

Saly Duque dijo...

Tienes toda la razón, Enrique. Además qué a gusto nos solemos quedar cuando rompemos con la racionalidad!